Home  
  Hombre  
  Mujer  
  Familia  
  Varios  
  Links  
     
 

 

 
 
 

 

 

 

 

Si Jehová no edificare la casa

 

Pastor Ed Dalbello, PhD

Salmos 127:1 SI Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican: Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guarda.

Desde que el hombre fue creado él busca una forma de alcanzar a Dios.
Lo interesante es que Dios es alcanzable, pero el hombre quiere hacerlo por sí mismo.
Las personas le buscan sentido a su vida, ellos intentan todo lo que es posible, todas las formas de religión y culto / secta, Pero ellos no quieren experimentar a Jesús. ¿Por qué? Si Jesús está tan cerca.
Cuando el hombre está manejando él no quiere parar ni pedir dirección. Él tiene la necesidad de probarse a sí mismo.
Quizá es la razón por la cual es tan difícil para el hombre aceptar la ofrenda de Dios. Él quiere hacerlo por su propio mérito.
Hay tres procedimientos que el hombre utiliza para encontrar a Dios.
Número uno: Él quiere encontrar una razón. Para la vida, la muerte, para el sufrimiento y tantas otras cosas.
Como el Hinduismo que cree en la ley del karma, que todo lo que usted hace en esa vida va a pagarlo en la otra vida. Esa es la ley de la reencarnación. Si usted es bueno en esa vida, tendrá una vida mejor, si no se porta bien va a pagar en la próxima vida. Es una religión sin responsabilidad y compasión, sin fin, sin lógica, si usted no sale bien en esta vida, tendrá millones de oportunidades después. Pero está establecido á los hombres que mueran una vez, y después el juicio; Hebreos 9:27
Jesús nos ofrece una vida mejor ahora y para siempre.
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16
Y Mateo 11:30 dice Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.
Número dos: El hombre necesita pagar para recibir algo a cambio.
Buenas obras como Espiritualismo, Budismo, Yoga Meditación. Usted puede darle dinero a la iglesia, a los pobres, esto es importante y necesario, pero no le compra un boleto para ir al cielo. Usted puede retirarse por años y años dentro de una gruta para alcanzar iluminación pero no lo llevan a ningún lugar porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe. Efesios 2:8-9
Número tres: El hombre necesita recibir una nueva revelación de una entidad espiritual que ellos no conocen para explicarles que la Biblia quiere decir como los Mormones que recibieron una revelación de un ángel que era un indio y les dio unas tabletas de oro, que no existe y la persona que las recibió era una persona perturbada y hoy los Mormones creen que Jesús y Lucifer son hermanos.
Como al fundador de la Ciencia cristiana a quien Dios le dijo que él era el lo único que podía interpretar la Biblia.
O como el reverendo Moon que dijo que él era el Mesías.
Pero la Biblia dice en segunda de Timoteo 3:16 que: Toda Escritura es inspirada divinamente y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instituir en justicia
Apocalipsis 22:18 nos dice: Porque yo protesto á cualquiera que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere á estas cosas, Dios pondrá sobre él las plagas que están escritas en este libro.
El hombre quiere negar las provisiones, la salud, las riquezas, y las revelaciones de Dios para poder recibir mas de Dios. Eso no tiene ningún sentido.
El hombre quiere vivir en pobreza para tener valor.
El hombre tiene que pagar para poder recibir.
El hombre acepta revelaciones de Satanás para entender a Dios.
Pero todo eso es una mentira.
En Génesis 10 Dios acababa de librar a Noé y a su familia del diluvio y los descendientes de Noe empezaron a construir una torre para alcanzar el cielo.
Dios acababa de mostrarse a ellos a través del arca, de la inundación y ellos todavía querían encontrar a Dios.
Yo sé que ellos no podían encontrar a Dios por más alto que ellos llegaran. Eso es un ejemplo típico de construir una ciudad sin incluir a Dios.
Salmos 127:1 SI Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican: Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guarda.
Hace muchos años un grupo de sicólogos siguieron a dos familias por tres generaciones, la primera de un hombre cristiano, la segunda de un hombre que no era cristiano.
Los descendientes del hombre cristiano fueron Alcaldes, Doctores, Directores de escuelas y universidades, Pastores, Dueños de negocios, Profesores, Muchos tenían título Universitario.
Los descendientes del hombre que no era cristiano fueron en su mayoría Divorciados, Alcohólicos, Ladrones, Muchos fueron presos y uno fue condenado a muerte, No terminaron el colegio.
Salmos 127:1 SI Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican: Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guarda.
Una casa construida sin una base fuerte y sólida no va a resistir las presiones y va a sucumbir.
Primera de Pedro 5:7 Echando toda vuestra solicitud en él, porque él tiene cuidado de vosotros.
¿Qué herencia está dejándoles a sus hijos, a sus nietos?
Yo les pregunto hoy, ¿Quién edifica su casa? ¿Qué base tiene su casa, de arena o roca?
Su casa es su cuerpo y su cuerpo es el templo del Espíritu Santo. Nosotros somos el cuerpo de Cristo, somos la iglesia, la novia de Cristo.
Como el cuerpo de Cristo, nosotros necesitamos que Jehová edifique nuestra casa para que tengamos Unidad, Propósito, Para que tengamos un ministerio Efectivo, Una familia que alabe a Jehová, Una vida que ame y toque otras vidas.
Si Jehová no edificare la casa, ¿Cómo podremos influenciar y ayudar a Cristo a transformar la vida de nuestros familiares y amigos? En vano trabajaremos para edificar.
Yo vine de una familia religiosa, pero sin un compromiso serio con Dios, yo hice cosas erradas, cosas que no agradan a Dios, Yo era un joven bueno, educado, sin problemas. Cuando niño me llevaron a una adivina porque estaba enfermo del estómago, cuando perdía algo, me enseñaron a pedirle a los santos o entidades. Cuando joven me dieron revistas con imágenes sensuales. En la empresa para la que trabajaba me presentaron ideas agnósticas, de nueva era. Me casé en una iglesia que no era evangélica.
Mi casa no fue edificada por Jehová, Yo trabajaba en vano, mi ciudad estaba desprotegida.
Pero nuestro Dios es un Dios de misericordia y compasión. Él me permitió cambiar la base de mi casa, de arena y falsas ideas por una base sólida, segura y fuerte.
Yo no quiero pensar que tipo de herencia estaba reservada para mis hijas. Pero después que descubrí que Jesús es el camino, y la verdad, y la vida: nadie llega al Padre, sino por El. Juan:14:6
Salmos 127:1 SI Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican: Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guarda.
Mis hijas ahora tienen un futuro seguro en las manos de Dios, ellas serán bendecidas, prosperadas, bonitas, educadas, con compasión.
¿Que herencia está preparándoles usted a sus hijos, a sus nietos?
¿Quién edifica su casa? ¿Quién guarda su ciudad?

Copyright © 2006 Dalbello All Rights Reserved Todos los Derechos Reservados
Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización
Contact@ministeriofamilia.com